<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d17145121\x26blogName\x3dLos+escombros\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttps://losescombros.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://losescombros.blogspot.com/\x26vt\x3d8722664464948848394', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Los escombros

es el blog de Diego Suarez: los límites desdibujados entre lo público y lo privado

Trinidad

no estoy orgulloso de ingerir en Kentucky
dos porciones de muzza, una de fainá
y un vaso de tinto
mientras
el maltrato policial
a los que limpian parabrisas
en los semáforos de Pacífico
se proyecta para todos
los comensales presentes
a través de la vidriera

la delantera de Independiente
del año treinta y ocho
enmarcada en un poster
de los tantos que decoran
el mostrador de la pizzería
no está para nada orgullosa
del equipo actual

somos muchos disconformes:
Erico, yo y mi hijo
que no se siente orgulloso
de haber salido del útero
a 300 metros de acá
y por cesárea, en la Trinidad.
Si fuese él extrañaría
la comodidad imperturbable
del cordón umbilical

la enfermera no parece orgullosa
de rol protagónico y estelar
cuando todas las madres presionan
al unísono el botón rojo de auxilio

el encargado de seguridad
baja su mirada cansada
al verme traspasar la puerta
desde el hall del sanatorio

no está orgulloso de preguntarme
cuarenta veces al día
a qué habitación voy o pertenezco

somos muchos disconformes

el calor característico
de toda maternidad
nos hace transpirar

sudar en invierno,
nacer en primavera,
convalecer en verano

los cuerpos no están orgullosos
de su entorno climático

una camilla y un cadáver
circulan por el pasillo
para alegrar a los familiares expectantes
de la nonagenaria muerta

"se fue la reina madre"
susurra el más pequeño de los nietos

planean ceremonias en la iglesia del Pilar,
altares de oro y coro
para cantar la sucesión

habrá flores rodeando a los muertos
así como aquí hay flores robando
el oxígeno de los recién nacidos

ellas merecen estar orgullosas

en el velorio y en la Trinidad,
en el entierro y en el Durand,
pierden de vista las esperanzas
de prolongar su colorida plenitud
por más de tres o cuatro días

Me gustó. Mucho. Gracias

por Anonymous Alejandro, a las 11:58 p. m.

   



Me gustó. Mucho. Gracias

por Anonymous Alejandro, a las 11:58 p. m.

   



Mff!!

Porque ??
Hace falta?

Ailin nacio por cesarea, en la trinidad de palermo! Ahora falta que le dediques un post a Nadal, mi obstetra mediatico (era el doctor del programa de celeste... Ah! no, de Andrea del Boca en el programa de las mamas)

Esta buena la poesia. Me recuerda algo que escribio mi hermana hace poco, relatando lo que le paso el dia de la madre, cuando salia del salon pueyrredon (que esta a metros del Kentucky).
Mi hermana practicamente vive en el salon, y cuando cierra, se va a Kentucky, y despues de desayunar, se va a su casa a buscar a la perra para sacarla a pasear.
Y le paso esto:

http://www.fotolog.com/japokyakya/32513049

por Blogger cHaROl, a las 5:43 a. m.

   



» Publicar un comentario