<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d17145121\x26blogName\x3dLos+escombros\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttps://losescombros.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://losescombros.blogspot.com/\x26vt\x3d8722664464948848394', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Los escombros

es el blog de Diego Suarez: los límites desdibujados entre lo público y lo privado

Asepsia

Lo bueno de Facebook, o lo que lo hace atractivo más que bueno, es su asepsia, ¿no? Digo: veo las fotos del otro, los mambos que tiene en la cabeza... pero no me involucro. Incluso puedo evitar cruzar una sola palabra con esa persona, lejana en el recuerdo y aproximada sorpresivamente por una red social en internet. Puedo conocer miles de detalles de su vida, pero ni siquiera un hola saldrá de mi boca. Pienso esto porque recién me hice "amigo" de un pibe de la primaria. No me interesa en lo más mínimo verlo, pero deduje que es abogado (y aquí se activan los recuerdos: ¡casi ni sabía leer de corrido en cuarto grado!), le gustan las rubias, vacaciona en lugares caros y se muere por la ropa de marca. La asepsia de Facebook (su lado fascista según Mariano) me permite saber esto sin tener que soportar una charla insulsa.

claro...
con lo podridos que estamos todos de charlas insulsas.

por Blogger Carozo de Palta, a las 1:51 p. m.

   



» Publicar un comentario