<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d17145121\x26blogName\x3dLos+escombros\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://losescombros.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://losescombros.blogspot.com/\x26vt\x3d2113847271779464594', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Los escombros

es el blog de Diego Suarez: los límites desdibujados entre lo público y lo privado

SIempre habrá un motivo real para brindar

La navidad deja varias conclusiones que siempre son las mismas. Iba a escribir sobre ellas pero me tropecé con este lúcido texto -la vuelta de Tontiton- y ya no me quedó mucho por agregar. Me refiero a ese evento que genera una plétora de interrogantes, malentendidos, compromisos, resacas, y hasta alegrías. Las preguntas acerca de si Dios esto o la religión lo otro y el matambre que está bárbaro y son y 59 y falta un minuto todavía no. La temporalidad cotidiana se interrumpe para dar paso a esta ceremonia inevitable. El raid de visitas familiares provoca el pedido instantáneo de curriculum vitae orales donde las respuestas lacónicas están prohibidas y sólo se permiten paneos rápidos de una supuesta felicidad. "Los únicos privilegiados son los niños" fue lo que dijo un milico campechano y carismático hace un tiempo, y tenía razón. Alina lo vivió todo con mucha ansiedad y emoción, porque por suerte no conoce toda la verdad. ¿Qué nos queda a los que no disfrutamos de un marco ficcional como el de Papá Noel para soportar las actividades navideñas?

después de papá noel son los padres sólo resta emborracharse lo suficiente para dormirse lo antes posible

salute diego! y chin chines varios para el nuevo año

por Blogger EmmaPeel, a las 11:28 a. m.

   



"Felicidades para vos y todos los tuyos" (?), Emma.

por Blogger Suarez, a las 12:02 a. m.

   



» Publicar un comentario en la entrada