<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d17145121\x26blogName\x3dLos+escombros\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://losescombros.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://losescombros.blogspot.com/\x26vt\x3d2113847271779464594', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Los escombros

es el blog de Diego Suarez: los límites desdibujados entre lo público y lo privado

Actividades prácticas


Los lectores simples y primitivos partimos siempre de la asociación libre de significados para ejercer nuestro hobby, casi con la misma llaneza con la cual un niño realiza una labor práctica. Juntar lo rojo con lo rojo, mezclar la témpera amarilla con la azulada para formar el color verde. Con este criterio, las "parejas" se nos revelan como faros encendidos sobre la realidad bruta y virgen de interpretaciones. Al antecedente Rolfi-Insúa, le superponemos la previsible dupla Montenegro-Rodrigo Díaz: un zurdo habilidoso con un diestro habilidoso. Pareciera existir un sistema detrás de la simple dualidad. Y por una casualidad extraña, producto de la unión semi-conyugal, se encuentran en un mismo escritorio el disco Lies de Guns n' Roses con el polémico Diario de la Argentina del Turco Asís. ¡Las tapas son iguales! Y para empezar, ambas obras pertenecen a los años ochenta y sus autores esperaron hasta la década siguiente para ganar mucho dinero. Dénme unos días más y seguiré topándome con más casualidades de este tipo.