<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d17145121\x26blogName\x3dLos+escombros\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://losescombros.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://losescombros.blogspot.com/\x26vt\x3d2113847271779464594', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Los escombros

es el blog de Diego Suarez: los límites desdibujados entre lo público y lo privado

El blog dominical de Beatriz Sarlo

Hace meses que vengo leyendo bastantes trabajos -librescos- de esta señora. Una inconclusa monografía académica sobre su obra me condena. Y el formato blog, decíamos, atrae de manera implacable a varios famosos que no pueden renunciar a las modas. Además de Iván Noble, podríamos agregar a Luis Majul, Alejandro Rozitchner, y por qué no, Beatriz Sarlo. Sus consideraciones acerca del mundial de Alemania (ella misma lo confirma) hace llenar su casilla de mail (que por otro lado, resulta increíble que sea "bsarlo") con denuestos e insultos. ¿Cuánto falta para que la catedrática de literatura argentina se siente junto a Sebreli y formen parte de un panel de alto prestigio intelectual en Fox Sports? O más bien (atención productores de tv), ¿por qué no reeditar "Tribuna Caliente" y que lo conduzca ella, en vez de Julio Ricardo? Si pasó tantos años en los vestuarios de Ferro, como le encanta decir, ahora puede cubrir las instancias más emocionantes de la temporada 06/07 de la B Nacional, aunque su confesión sólo demuestra que no pasó de ser una alfonsinista pequebú típica en los años 80. Este triste presente de Sarlo como ignorante comentarista la reduce al cuadro de opinóloga, que como Majul o el hijo de Rozitchner, crean la ilusión de un diálogo con sus lectores cuando en rigor sólo escuchamos una voz sin comments, indispensables en el formato blog.