<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d17145121\x26blogName\x3dLos+escombros\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://losescombros.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://losescombros.blogspot.com/\x26vt\x3d2113847271779464594', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Los escombros

es el blog de Diego Suarez: los límites desdibujados entre lo público y lo privado

Más monedas

Tengo para mí que este blog está siendo inspeccionado por mis padres. Hace unos días, en una visita a la casa paterna, mi madre me sorprende con un: tomá, guardate esto. Un tesoro cuyo fulgor apenas se insinuaba a través de la bolsa que lo cubría: una bolsa con moneditas de todos los valores, desde 5 centavos hasta las de un peso. Más allá del beneficio económico, no sé si me enorgullece que mis padres lean este tipo de cosas.

Pero brilla el gesto de su madre...

por Blogger Vera Finkelstein, a las 10:28 a. m.

   



Mucho más que las monedas de 5 centavos (que son el summum de la brillantez, las más lindas y las de menor valor a la vez)

por Blogger Suarez, a las 12:20 p. m.

   



Mmmh, casualidades.
Ayer hablé con mi viejo y me contó que hoy miércoles iba al banco por X motivo. Y la verdad que me tentó, y no pude con el furor en la hazaña diaria de conseguir las monedas, entonces le dije: "viejo, no me cambiás esta plata en monedas ya que vas al banco?".
Ahora tendré que ir a retirar la bolsita. De paso me tomo unos cafés y charlamos variado, que es lo que más nos gusta.-

por Blogger vic, a las 3:56 p. m.

   



» Publicar un comentario en la entrada