<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d17145121\x26blogName\x3dLos+escombros\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://losescombros.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://losescombros.blogspot.com/\x26vt\x3d2113847271779464594', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Los escombros

es el blog de Diego Suarez: los límites desdibujados entre lo público y lo privado

Vivir de la escritura

La sexta temporada de Sex and the city comparte el mismo estante con papeles, facturas por pagar y algunos libros. La compró mi mujer y es raro que se me ocurra chequear la dudosa calidad de esa Dallas actual. Obligado a ver uno de los primeros capítulos mientras cenaba, me sorprendió que Carrie Bradshaw -la protagonista- esté en pareja con un escritor. ¿Escritora con escritor (sí, Carrie supuestamente vive de sus columnas, aunque todo el tiempo se la pase almorzando, desayunando o de fiesta con sus amigas)? Creí que esas combinaciones no funcionaban en la televisión. Pero entendí todo cuando el novelista habla de su último libro y admite que es un fracasado: en los Estados Unidos, publicar y no ganar dinero equivale a la derrota más ignominiosa; por estos pagos, es algo natural.

El novelista más prolífico que ha exhibido Hollywood (en tanto cantidad y remuneración) es Jack Nicholson en "As good as it gets".

Nunca, jamás, se hace una sola referancia a la calidad. La calidad es un valor subordinado a la cantidad. Y la cantidad, subordinado al éxito. Nada mejor que ellos para mostrar cómo el capitalismo más exacerbado le dio un batacazo grosero a la superestructural cultura literaria, hasta la estratósfera.

Opinator sobre "Sex & City": trátase de una serie de femeninos protocolos Cosmopolitan referidos a la actitud, el consumo y los valores posmo, terriblemente dañinos.

por Blogger Mavrakis, a las 1:39 p. m.

   



¡Mejor imposible! Las portadas de los libros yanquis (y no sòlo los best-sellers) exudan color y letras enormes, cualquier ejemplar académico sirve de ejemplo. La regla: TODO debe entrever la posibilidad de venderse en un supermercado, mall, o lo que sea. Por otro lado, Sex and the city, un montón de tips para la mujer posmoderna, otra serie hecha para provocar envidia material al resto del mundo (femenino, claro).

por Blogger Suarez, a las 2:57 p. m.

   



Como que lo tuyo fue una traducción más sencilla de lo mío.
Me viene pasando seguido y me preocupa.

Saludos.

por Blogger Mavrakis, a las 8:50 p. m.

   



Vivir de lo que uno hace es un lujo para pocos.- En el caso de los escritores la única opciòn es el periodismo.-por eso encontramos razas de escritores en elpais.es

por Anonymous Anónimo, a las 10:15 p. m.

   



» Publicar un comentario