<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d17145121\x26blogName\x3dLos+escombros\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://losescombros.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://losescombros.blogspot.com/\x26vt\x3d2113847271779464594', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Los escombros

es el blog de Diego Suarez: los límites desdibujados entre lo público y lo privado

Emboscada

"Vamos los bohemios, vamos a ganar, los de Velez son amargos, son amargos de verdad..." Villa Crespo se despertaba de la siesta sabatina con el rugido de la hinchada de Atlanta. Después de un año de suspensión del estadio, la sordidez villacrespense volvía a convocar a la sufrida parcialidad bohemia. Un amistoso con Velez para reabrir la cancha y mi expectativa desde la terraza, a una cuadra del viejo estadio de tablones. Apenas terminado el encuentro, en la esquina de los posteos made in locutorio, sobrevino la estampida. Escuché los primeros gritos y los piedrazos y el trepidar de las corridas, me hirvió la sangre y deseé, por unos segundos, ser hincha de alguno de los dos equipos para disfrutar el conflicto desde adentro. Una piedra arrojada formó un agujero perfecto en el parabrisas de un auto estacionado frente a mi casa. Los simpatizantes de Atlanta puteaban por haber sido reducidos, y pese a lo que digan los esbirros del gran diario argentino, ellos emboscaron a los de Liniers y no al revés. La ambulancia del SAME, los hinchas rubiecitos y colorados (los rusitos de clase media disfrazados de barras) y las vecinas indignadas completaban el cuadro. Murillo presentaba el aspecto de un lugar bombardeado. Hasta llegó una brigada para cambiar el semáforo, destruido por las pedradas con poca puntería. El locutorio no volvió a abrir sus puertas durante el resto del día. Tal vez lo mismo le ocurra a Atlanta en este 2006.

Que onda man??...digo, quien sos?..que haces de tu vida??....


me interesa tu laburo..

abrazo.

por Blogger Espiritu beat, a las 4:43 p. m.

   



Mmm... No soy mucho más de lo que ves en esta retahíla de habladurías por escrito. Mi trabajo no tiene mucho que ver con la escritura, más bien se encuentra en las antípodas (su enemigo máximo, la TV). Saludos.

por Blogger Suarez, a las 11:42 a. m.

   



Que hincha pelotas man!!...te lo preguntaba en terminos laborales...esta bueno lo que haces y me interesa saber en serio, si es que acaso te la bancas....

¿Por que la tv es tu enemigo?
¿No te parece que es demasiado tener un enemigo tan grande?

Escribis en algun lado, radio, etc???

adios.

por Blogger Espiritu beat, a las 5:10 p. m.

   



No, me parece que lo expliqué de una manera un tanto oscura. Trabajo en una productora de tv. Pero no vivo de "mi escritura" ni mucho menos, soy un anónimo más. Saludos.

por Blogger Suarez, a las 7:05 p. m.

   



» Publicar un comentario