<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d17145121\x26blogName\x3dLos+escombros\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://losescombros.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://losescombros.blogspot.com/\x26vt\x3d2113847271779464594', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Los escombros

es el blog de Diego Suarez: los límites desdibujados entre lo público y lo privado

A un año de Cromañón

En el blog de Eduardo Fabregat se pueden leer datos que arrojan un poco más de luz sobre este proceso (extrañísimo) con el cual se intenta, mucho más allá de vindicar la memoria de las víctimas, extinguir a ese triste zoon politikon que es Ibarra. Dos cosas interesantes que se desprenden del caso:
1) La viveza criolla argentina y el espíritu anárquico que caracterizaron al rock vernáculo de repente dejan de tener sentido para que todos nos escudemos en el Estado, atribuyéndole las culpas de TODO cuando no se quieren asumir las propias. Cada vez más lejos de la autodeterminación y de una acción revolucionaria que vaya de abajo hacia arriba. Como para que el rock pierda un poco más de credibilidad todavía...
2) Los "liberales" que se encuentran en la vereda opuesta a Ibarra también (de la noche a la mañana) se aferran a la idea de un Estado superprotector cuya misión es vigilar cada paso de cada ciudadano en nombre de la seguridad y el bienestar comunitario. Macri, Santiago de Estrada, los padres de Cromañón: el impensado collage político que pide la destitución de Ibarra por no (querer) hallar a los verdaderos culpables.
Ahora, que quede claro: la negligencia de Callejeros en los momentos previos a la tragedia fue superada, ampliamente, por la política represivo-medicinal del Gobierno de la Ciudad y Nacional. Una vez más, borrón y cuenta nueva. Total, el Estado opera sobre las conciencias a través de su aparato psicologista, para repartir y diseminar aún más las culpas.