<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d17145121\x26blogName\x3dLos+escombros\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://losescombros.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://losescombros.blogspot.com/\x26vt\x3d2113847271779464594', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Los escombros

es el blog de Diego Suarez: los límites desdibujados entre lo público y lo privado

Queratitis

Los problemas de tipeo que muchos han evidenciado en mis últimos trabajos ya tienen una causa: la extraña palabra que sirve de título para este post. Salí del consultorio oftalmológico tan angustiado que hasta había olvidado la palabra en cuestión. Me detuve en medio de una vereda repleta de peatones y saqué el prospecto de las gotas recetadas. “Inflamación de la córnea” era la traducción de esa palabra horrible y al mismo tiempo de mi nueva infelicidad. ”Este producto puede producir visión borrosa durante algunos minutos. Por lo tanto durante este período no se deben operar máquinas ni conducir vehículos”: algún día me voy a extender sobre la estilística de los prospectos. Pertenezco a ese conjunto de personas que lee los prospectos y los contratos con mucha minuciosidad antes de ser víctimas de ellos (creyendo –muy ingenuamente- que me puede servir de algo). Como si fuera poco, hoy la operan a mi perra Uma, le van a extirpar su útero infectado y nunca tendrá cachorros. En este momento soy lo más parecido a un imán acaparador de toda la mala suerte que ronda por el universo. Pero no quiero resignarme a ser el primer blogger y logger ciego de la historia.

Yo tambien leo los prospectos. Me dan menos ganas de tomar el remedio en cuestión, pero me gusta como están escritos. Si necesitás una cornea, avisame y carneamos a algún huevón...ojala que, si es posible, te mejores...un abrazo, suerte.

por Blogger nahuel, a las 10:16 p. m.

   



» Publicar un comentario