<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d17145121\x26blogName\x3dLos+escombros\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://losescombros.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://losescombros.blogspot.com/\x26vt\x3d2113847271779464594', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Los escombros

es el blog de Diego Suarez: los límites desdibujados entre lo público y lo privado

Pago con débito

miércoles, enero 31, 2007
Precio por kilo en el papel en la góndola
en la cuenta matemática que domina
el desfiladero hacia la caja registradora

se escurren a través del changuito
las carnes empaquetadas con film
iluminadas por tubos fluorescentes:
toda esa sangre es para mí

y me hago uno con el manubrio

aquí no hay promotoras
las cajeras son petisas y morochas
y hacemos cola por un descuento

es que el precio del cuadril congelado
por el gobierno nacional
nos asegura a los ciudadanos
felicidad y bienestar

Deícticos

martes, enero 30, 2007
El hastío y el posterior cansancio suscitado por los guiones de este programa, la traición de este ex-líder del mediocampo (cuya salida seguramente desplomará al equipo entero) y el cuidado de esta niña (a punto de decirle adiós a la industria pañalera) deben esfumarse para que la farragosa tarea de redactar una monografía (después de meses sin hacerlo) acerca de este señor y esta señora sea un poco más liviana.

¿Con cuál escribo?

lunes, enero 29, 2007
"- El otro día mi jefe me hablaba de izquierda, derecha, todo eso...
- Uy, no entendías nada, ¿no?
- Yo que sé, le contestaba cualquier cosa.
- Pero tu mamá es radical.
- Eh... votaba a De la Rúa, ¿era radical ése?
- Creo que sí, no sé boluda...
- Y para colmo yo no entendía nada de izquierda, y derecha... Macri es de izquierda, ¿o no?
- Sí, boluda..."

(Tres chicas con edades entre los 17 y 19 años confeccionaban este diálogo en el asiento trasero de un 93)

At least

jueves, enero 25, 2007
Le gané la batalla más ensoñada -desde hace por lo menos un año- al HTML: logré que los comments no aparezcan duplicados. La forma le gana al contenido por ahora, y pierde el blog, por supuesto.

Proletario de call center

miércoles, enero 17, 2007
Pocas cosas desafían tanto la pericia del buen viajante (saber o intuir a qué hora va a pasar el colectivo, si viene lleno decidirse en cuestión de segundos a esperar otro o no, y demás) como combinar dos líneas para llegar a un determinado punto que se supone más que lejano. Esta aventura se repetía todas las mañanas en aquel tórrido verano. El edificio central de C&A se ubicaba allá por ruta 202 y Panamericana. Las combinaciones eran tan aburridas como azarosas: 71 hasta algún puente como Melo o Pelliza y ahí el 21. O el mismísimo 21 desde General Paz, aunque con previa caminata de diez mil cuadras a las siete de la mañana y bordeando las malezas del Parque Sarmiento. Una vez terminé frente a una Petrobras extraña al paisaje que acostumbraba ver, más allá de haberles formulado la pregunta correcta a los choferes. Sí, eso era Panamericana y 202, pero hay dos Panamericana y 202. Un ramal de Panamericana lleva el nombre de Acceso Tigre y allí debía llegar, así que me tomé un 15 hasta Márquez y empalmé con alguno de los 5 carteles del 60 que me dejó, demasiado tarde, frente a las puertas de la empresa textil, justito al lado del hotel Micos.
El de C&A fue mi primer paso por un call center y por ahora, el último. Prefiero no recordarlo.

The ecuatorian ground zero

sábado, enero 13, 2007

En esta casa no se suele youtubear demasiado, pero este imperdible video disuelve todas nuestras conceptualizaciones y prejuicios acerca del soporte audiovisual como fin y no como medio. Delfín Quishpe es ecuatoriano y su país sufrió varias bajas ese 11 de septiembre del 2001. Con su pop-folklórico (si es que se puede catalogar de algún modo este singularísimo trabajo) homenajea a sus compatriotas caídos en desgracia, aunque el efecto sea más risible que emotivo. Entiendo que está dando la vuelta al mundo y que todos estallen en carcajadas, que ya disfrute de un blog de fans chilenos, que por esta canción haya sido invitado al festival de Viña del Mar, pero hay algo más. Siempre es bienvenida otra pasada de "Torres gemelas". Siempre nos regala algún nuevo interrogante.

Bielsa, dignidad y oro

jueves, enero 11, 2007
“Yo soy un obsesivo del ataque. Yo miro videos para atacar, no para defender. ¿Saben cuál es mi trabajo defensivo? `Corremos todos´. El trabajo de recuperación tiene 5 o 6 pautas y chau, se llega al límite. El fútbol ofensivo es infinito, interminable. Por eso es más fácil defender que crear. Correr es una decisión de la voluntad, crear necesita del indispensable requisito del talento.

(Siempre deseé encontrar un blog como éste. Jamás volverá otro técnico a elevar las tradicionalmente insoportables conferencias de prensa a la categoría de ensayo oral-brainstorming-futbolístico, por más que La Volpe insista en imitarlo)

Vuelta a la Siberia

miércoles, enero 10, 2007
En Villa Urquiza se camina mucho, más si estás lejos de Triunvirato. Las líneas de colectivos apenas atraviesan las calles del barrio: las avenidas son su lejano hábitat. Las cuadras nunca terminan y para mí que tienen más de 100 metros . De alguna manera, en esas longitudes de campo pervive el loteo de antaño, cuando las quintas y “la Siberia” y la estación que se podia ver desde Republiquetas formaban un conglomerado rural difícil de imaginar hoy.
El radicalismo nunca perdía elecciones en las circunscripciones zonales y por eso Republiquetas devino Crisólogo Larralde en mi infancia alfonsinista, mientras el escudito argentino con las iniciales “RA” se decoloraba con el lento accionar del sol que pegaba fuerte a la tarde sobre la ventana de mi habitación. Avenida del Tejar tuvo su nuevo bautismo bajo la intendencia delarruista y pasó a llamarse Avenida Ricardo Balbín. Ahora, si venís en el 41, a la altura de Mariano Acha y Quesada podés ver cómo uno de los comités radicales más importantes debió cambiar su nombre y poner un cartel que dice algo así como “centro vecinal de estudios históricos y políticos”. Claro, no pueden decir: laburamos para Ibarra, para Telerman y para quien nos dé más puestitos en las grises oficinas de Avenida de Mayo o algún CGP.
Se camina tanto en Villa Urquiza que si viviera ahí todavía, hace rato me hubiese agenciado un reproductor de mp3. Gastaba velozmente las pilas del walkman y a veces de un discman sin antishock, por lo cual debía mantener un secreto equilibrio entre las baldosas rotas para que la música no se entrecorte. Es que en cada cuadra se construye, como mímimo, un edificio o una torre. Las veredas son un depósito al aire libre de toneladas de arena, volquetes y canto rodado. Tiran abajo centenarias casonas para levantar unos tímidos dúplex de color cremita con garage a la vista, o un mercadito ya fundido para erigir un edificio de 6 pisos con la dirección en enormes números de acero sobre la puerta. Se camina tanto que conviene disponer de una bicicleta o directamente un auto. O mudarse. Los que no pueden pagar un Belgrano, Palermo o Vicente López están llegando desde hace mucho, y para quedarse. Me fui en el momento justo.

Primera persona va siempre en plural

sábado, enero 06, 2007
En algún lugar de Monolingua (un blog faro para el género literario-confesional-poético y demás, hay que reconocerlo) me pareció leer esta aseveración: Viñas fue el primer blogger argentino. Y al revisitar Literatura argentina y (realidad) política o De Sarmiento a Dios, esos grandes libros que no son más que volúmenes de una sola gran obra reescrita una y otra vez, no tarda en irrumpir el "yo" en medio de desvaríos sobre los viajeros argentinos del siglo XIX o en una retrospectiva sobre Walsh donde (como diría el mismo Viñas) sentimos el aliento de quien escribe, su transpiración, su ostensible falta de distancia con el objeto estudiado. "El primer blogger argentino", entonces. Con sus autorreferencias, su desdén por los métodos postestructuralistas para abordar vida y obra de escritores centrales y la arbitrariedad a flor de piel. Y que todavía tiene balas en la recámara, como lo demuestra en esta contratapa de Página/12 publicada el jueves pasado.

Breve carta encontrada en una vieja computadora 486

jueves, enero 04, 2007
"Buenos días, le escribe Diego Suarez. A sabiendas de las cláusulas estipuladas en el aviso clasificado en lo que concierne al envío del CV, desearía explayarme brevemente acerca de dos cuestiones de insoslayable interés:
1) Mis pretensiones remunerativas rondan entre los 400 y 500 pesos.
2) Lastimosamente me resulta imposible adjuntar una fotografía debido a que ciertas dificultades financieras impiden (temporariamente, por supuesto) renovar el stock de fotos destinadas a la búsqueda laboral. De todos modos, mi condición de vecino de Villa Urquiza será, seguramente, un aliciente, a la hora de conocernos en persona.
Muchas gracias por su atención.
Atte."