<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d17145121\x26blogName\x3dLos+escombros\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://losescombros.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://losescombros.blogspot.com/\x26vt\x3d2113847271779464594', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Los escombros

es el blog de Diego Suarez: los límites desdibujados entre lo público y lo privado

El ojo idiota, la jerga idiota

jueves, marzo 30, 2006
No se dice cassette, se dice tape. No se debe enlazar, unir o yuxtaponer dos escenas, simplemente hay que linkearlas. Las notas garpan, o son un cero. Un paneo se traduce rápidamente en un tiki tiki. Tomar imágenes equivale a recursear, mientras que las cámaras se empatan. Jamás me comprenden cuando quiero contar detalles de mi trabajo.

El nacionalismo ama mi barrio

miércoles, marzo 29, 2006
"Las filas de lo cipayo y reaccionario por excelencia, el Partido Comunista, se reclutan con especial y no curiosa preferencia entre los estudiantes y tenderos procedentes del ghetto de Villa Crespo. Una ligera revisión de las listas de candidatos presentadas por las agrupaciones reformistas en estas elecciones arrojaría un esclarecedor porcentaje de apellidos no precisamente de arraigo católico."
Escrito en la revista "Tacuara" (1959) y citado en el libro Tacuara de Daniel Gutman.

El sucesor

martes, marzo 28, 2006
Nada más triste que la muerte de un jugador de fútbol. No me pregunten por qué, pero me conmueve más que el fallecimiento de cualquier mortal. Dejó de existir Alejandro Ruidíaz, el otrora prometedor "manija" (todavía no existían los "enganches") de la reserva de Independiente a finales de los '80. Bochini se sacaba fotos entregándole la 10, asegurando que había encontrado a su sucesor, el problema es que esa escena la repitó con tantos fracasados después... Nunca olvidaré ese andar casi en puntitas de pie, al mejor estilo Raí. La dupla que formó con el Bombero Ibañez (metía goles cuando los partidos expiraban, de ahí el apodo) nos esperanzó tanto como la de Livio Prieto y Vuoso. A los 37 años, se fue un habilidoso casi desconocido, y un recuerdo más de mi infancia.

En el 65

lunes, marzo 27, 2006
No puedo viajar en el primer asiento del colectivo, esa zona neutra del transporte automotor, destino de embarazadas, mujeres con bebés, viejos y discapacitados. Me pone incómodo. Me recuesto sobre la ventana repleta de molduras y cada rato me sobresalto, creyendo ver el arribo de un ciego con bastón blanco o de una anciana jorobadísima. Puras alucinaciones del culposo. Y ni hablar de leer. Todos los libros que llevo por si tengo tiempo descansan aún en la mochila, empapándose con el olor que emana la pizza desde el tupper agujereado. A través del espejo retrovisor del chofer veo un asiento que se desocupa: el que está elevado sobre el resto porque abajo está la rueda. Voy hacia ese mal menor.

Por qué y para qué

viernes, marzo 24, 2006
¿Por qué, para qué, cómo escribir un blog? Esa múltiple pregunta me le hago todos los días en algún momento libre, sea en el pasillo del colectivo, el baño del trabajo o la escalera del departamento. Este cuestionamiento sostiene cada nueva entrada de Los escombros: un espacio de experimentación donde, ya desde el título, resulta imposible establecer una linealidad del sentido. Empezó como casi todos los blogs, como un diario íntimo y público a la vez, y como un depósito de obras inconclusas, a veces inmaduras, y casi siempre fragmentarias. Por eso estuvo a punto de llamarse "El volquete" o, en todo caso, "El container". Hoy, y como si se tratase de una falsa evolución, o del característico ensayo y error, se convirtió en otra cosa. En un catálogo de obsesiones.
El diario íntimo de Hello Kitty parecía inviolable, con su candado de origen chino, y su llave con forma de corazón. Pero, por supuesto, la producción en serie de esas llaves afectaba seriamente a esos celosos secretos que descansaban garabateados sobre esas hojas colorinches. Todos los diarios se abrían con la misma llave, hasta con un alambre. El blog ni siquiera necesita la fantasía del secreto. Porque, pronto, será tan natural escribir un blog como abrir una casilla de mail o llevar un celular en la mochila, o colgado del cinturón. Nadie nos preguntará para qué, por qué ni cómo. O, por el contrario, su destino se asimilará al de los tamagotchi, mascotas virtuales que hace rato dejaron de ser alimentadas por sus dueños. Y aunque querramos decirlo todo y reinventar las relaciones sociales, el periodismo, la confesión, la literatura y la escritura en sí a través de la tecnología, siempre volveremos a fijar la mirada entre los fracasos, entre lo inutilizable, entre los desechos, es decir, entre los escombros.

Fragmentación del yo

martes, marzo 21, 2006
Los dedos sobre el teclado, la mano derecha sobre el mouse y muy cerca de los botones play, rew y f fwd, los ojos en el monitor de la computadora y en el televisor al mismo tiempo y los oídos cubiertos con auriculares pero también aturdidos por la música que sale, tímidamente y a muy bajo volumen, por los parlantes de alguna otra máquina. Supuestamente el cerebro procesa todo este menjunje multimediático y procesa una narración audiovisual, una sucesión de cortes y continuidades cuyo resultado es la materia prima para un informe televisivo. Ese es mi trabajo.

Teatro civilizado

viernes, marzo 17, 2006
Punto de vista ciego:
abrazado al miedo
resuelvo
el día.

Química de la jornada:
repetido roce con
el mismo
efecto.

Cortinas a medio
cerrar:
la luz tenue
desgastada.

Autos averiados:
Destello hámster
sobre el
asfalto.

Mismo teatro
y mise-en-scene.
Mismos horarios
sin honorarios.
Duerme espectador
al fin.

La fila de entrada
al mundo de todos
es larga,
muy
larga.

Duerme.

Duerme espectador
al fin
has encontrado
tu vocación.

¿Remise o remís?

lunes, marzo 13, 2006
Este magistral post de Pedro Mairal confirma la gran habilidad de la que supo hacer gala en Una noche con Sabrina Love o Hoy temprano. A propósito de este último, recuerdo haberlo comprado en el Parque Rivadavia por la módica suma de un peso. Sí señora, como usted escuchó, un peso es lo que vale, una monedita nada más. Pero más me sorprendió que dos textos patrocinados por el gran diario argentino no sean material descartable: hasta pude usar algún cuento de Mairal para esas atolondradas monografías de facultad...

Polémica en el fútbol y en el bar

sábado, marzo 11, 2006
Los dueños de los bares se vieron forzados a instalar televisores en sus establecimientos. Eso sí, arriba, bien arriba, hasta que los parroquianos mueran de tortícolis. Bien arriba y casi escondido en un rincón para que a ningún peatón se le ocurra mirar el partido desde afuera y sin pagar siquiera un mísero café. Algunos, previsores, ponen carteles en la puerta del estilo: "Fútbol en vivo, consumición mínima $5". Otros amedrentan al cliente a través de las amables palabras que esgrimen los mozos como bienvenida, nada de "¿qué desea?" o "dígame, señor" o aunque sea "hola", si no: "No hay cafetería". Claro, con un cafecito que sale dos mangos uno aguanta los 90 minutos más el entretiempo. Para colmo, en los clásicos se puede poner feo. Los goles se gritan de tal manera que las viejas bebedoras de té deben taparse los oídos y maldecir bajito.

El callejero se ríe del destituido

jueves, marzo 09, 2006
Cada semana tiene, en los blogs, un must en lo que concierne a sus temáticas en general. Los Stones, U2, las papeleras de Fray Bentos, y ahora la destitución del ex-fiscal, ex-frepasista y ex-aliancista. Por lo tanto resulta extraño no leer la opinión propia ya plasmada previemente por otro blogger, periodista u opinador cualunque. Ibarra era la última esquirla de la Alianza y, por lo tanto, el fracaso lo esperaba a la vuelta de la esquina. Chacho Alvarez y De la Rúa tampoco terminaron sus mandatos, ¿se trata de una falta de aparato o que, en realidad, el mismo es ineficiente? Y a pesar de lo afirmado por estos pagos hace algún tiempo, no se puede hablar de un destino maldito de los aliancistas. No en este caso. Porque los máximos culpables quieren seguir tocando, y en otra ciudad, donde seguramente los techos cuentan con dispositivos anti-bengalas.

Sprint de lectura

lunes, marzo 06, 2006
Llegué a casa el viernes por la noche y me encontré con el departamento vacío, con Uma saltando sobre mí para anticiparme que iba a ser mi única compañía. Mi mujer se mudó -por el fin de semana- a su casa paterna, junto a mi hija, para facilitarme horas de estudio. A pura hamburguesa y café, hiberné en un dos ambientes sin sillón y casi sin luz natural donde la lectura se hace heroica. Seguramente los antiguos ermitaños contemplaron mi sacrificio desde algún lugar lejano y certificaron que, en la vida moderna, un fin de semana de locura es el canon cultural de la juventud: todo lo contrario se transforma en un aburrimiento indecible.